La enfermedad venosa en verano: hay que ser prudentes

La práctica regular de una actividad física es beneficiosa para nuestro cuerpo, si no hacemos excesos. En verano, cuando hace calor, la circulación venosa de las piernas se hace más difícil. Estas venas se tienen que adaptar para combatirla y poder seguir cumpliendo su función. De hecho, el reto que la sangre siga el camino ascendente hacia el corazón, en esta época del año, es doble. Aparte de luchar contra la gravedad –porque la sangre de las piernas tiene que ir desde bajo hacia arriba – se añade el agravante del calor, que hace que este regreso sea todavía...

Read More