Sabes qué alimentos tienes que evitar para disminuir el riesgo de sufrir varices?

Los hábitos saludables favorecen la circulación sanguínea en las piernas. Una mala circulación de la sangre puede producir problemas que, aunque a primera instancia puedan no parecer graves, pueden llegar a serlo si no se evita la ingesta de alimentos desaconsejados.

Los alimentos con alto contenido en sodio perjudican la circulación sanguínea y potencian la retención de líquidos. Esto contribuye a un incremento del volumen de la sangre. Los signos de varices relacionados con la ingesta de sal pueden manifestarse en forma de pesadez y abultamiento en las piernas.

 

Alimentos a evitar para disminuir el riesgo de varices

 

Una dieta poco saludable, el sedentarismo o la falta de ejercicio, comporta un mayor riesgo de tener mala circulación y favorecer la aparición de varices y arañas vasculares en las piernas.

Para evitarlo, es importante disminuir o suprimir los siguientes alimentos, por su alto contenido en sodio, grasas saturadas y colesterol:

  • Patatas fritas o alimentos fritos
  • Alcohol
  • Café
  • Embutidos
  • Quesos curados
  • Salsas (kétchup, mostazas, mayonesa…)
  • Pizzas
  • Azúcar blanco
  • Bollería industrial, pasteles y dulces
  • Chocolate
  • Productos en conserva
  • Alimentos precocinados
  • Pan blanco y galletas
  • Comidas muy picantes
  • Arroz blanco
 

Dieta saludable para mejorar nuestra circulación sanguínea

 

El sedentarismo, los embarazos, la edad o nuestra herencia genética son factores que determinan la aparición de varices. Sin embargo, la buena noticia es que podemos prevenir su aparición o avance mediante una dieta saludable.

Para empezar, los alimentos integrales y ricos en potasio nos ayudarán a regular el tráfico intestinal para evitar el estreñimiento.

Ahora que llega el buen tiempo, también se puede aprovechar para consumir más alimentos de carácter hidratante como la sandía o el melón. También es bueno consumir naranjas, limones, fresas o kiwis.

Otros alimentos recomendados son las verduras y las legumbres, como las zanahorias, las espinacas, la col, el tomate, el puerro, el calabacín, las judías, los guisantes, los garbanzos o las lentejas.

Para eliminar toxinas del cuerpo, nos puede ayudar el consumo de alimentos depurativos como la piña, los espárragos, el yogur, los cereales integrales, los plátanos, el agua, las infusiones y los caldos depurativos.

Controla tus varices manteniendo una dieta equilibrada acompañada de ejercicio regular.